Camino de la Fé
Camino de la Fé
Iglesia Católica

San Cristóbal: conoce la historia del Portador de Cristo

São CristóvãoSão Cristóvão

Su verdadero nombre era Réprobo, nació en Canaán en el siglo III y fue considerado un mártir cristiano, es decir, aquel que muere por una causa. Aunque se sepa poco sobre su trayectoria de vida, San Cristóbal es uno de los santos más populares e importantes del mundo. Conoce su historia.

Historia de San Cristóbal

Quién fue y a quién sirvió

La historia de San Cristóbal empieza cuando este creció y se convirtió en un hombre grande y fuerte. En este momento, se dio cuenta de que no se sentía bien sirviendo al Rey de Canaán y decidió buscar a un rey más poderoso. Quería encontrar y servir al Rey de los reyes.

Tras haber servido al Rey de su ciudad natal, Réprobo decidió que debería servir al demonio ya que, si era tan temido, entonces debería ser el más fuerte.

Mientras pasaba por un desierto, Réprobo encontró a un hombre de apariencia horrible, que resultó ser Satanás. Le pidió ser su sirviente y él lo aceptó enseguida.

San Cristóbal descubre que Jesús es mucho mayor

Un día, mientras caminaban juntos, el Demonio decidió hacer un desvío muy largo para pasar lo más lejos posible de una cruz que vieron en la carretera. A Cristóbal, que en esa época aún era Réprobo, le resultó curioso y le preguntó el motivo de ese desvío, a lo que el demonio respondió: “Le tengo miedo a la cruz, ya que una vez hubo un hombre llamado Jesucristo que, a través de Su muerte en la Cruz, trajo la salvación a la humanidad, y por eso cuando veo esta señal, huyo de ella”. Con estas palabras, Réprobo se dio cuenta de que Jesucristo era superior a Satanás y salió a buscar a su verdadero Señor.

La búsqueda de San Cristóbal para encontrar al Creador

Ante su incansable búsqueda, Réprobo encontró a un ermitaño que le dijo que para encontrar a Jesucristo tenía que llevar una vida de ayuno y oraciones, pero él no creyó que pudiera lograrlo y lo rechazó. Ante su rechazo, el ermitaño entonces le dijo que, teniendo en cuenta su gran estatura, él podría ayudar a las personas a cruzar un río cercano, que era peligroso. Réprobo aceptó esta propuesta y decidió que ese era su camino para encontrar al Creador.

Una noche, un niño apareció en su humilde casa cerca del río y le pidió ayuda para cruzarlo. Réprobo agarró su bastón, cargó al niño en sus hombros y se metió al río. A lo largo del camino, este se dio cuenta de que algo raro pasaba y que, mientras más andaba, más agitado se ponía el río y más pesaba el niño. Sin embargo, con mucho esfuerzo, logró llevarlo a salvo al otro lado.
Tras dejar al niño en tierra firme, le dijo que era como si estuviera cargando el peso del mundo en sus hombros, y en ese momento el niño respondió: “Tienes razón. Estás cargando no solo al mundo, sino también al Creador del Cielo y la tierra. Yo soy Jesucristo, tu Rey y Señor. Llegando a la orilla, planta tu bastón en la tierra, y como testimonio de mi poder y fuerza mañana lo verás lleno de hojas y flores.” Fue así que él conoció a Jesús y recibió el nombre Cristóbal, portador de Cristo.

El milagro del reflorecimiento y de su muerte

Después del gran día, San Cristóbal partió camino a Licia – una región de la Antigua Asia Menor, donde hoy se localizan las provincias de Antalya y Muğla, para ayudar a cristianos que estaban presos y aliviar su sufrimiento. Cuando lo descubrieron, varios hombres que le seguían lo apalearon y, cuando todos creían que ya no aguantaría más, Cristóbal puso su bastón en el suelo pidiéndole a Jesucristo que reflorecieran las flores y frutas como lo había hecho en su casa. Esto ocurrió frente a más de 8 mil personas, que también empezaron a tener fe.

Después de lo ocurrido, llevaron a Cristóbal ante el rey, que hizo de todo para que este se opusiera a su fe, pero él fue más fuerte que todo. Su fe era inquebrantable y tan fuerte como su físico. El día siguiente, San Cristóbal fue decapitado por órdenes del Emperador Decio.

La importancia de San Cristóbal

A importância de São Cristóvão

Cristóbal tuvo que conocer el lado oscuro y, por creer que era más fuerte y poderoso, llegó a ser siervo de Satanás. Sin embargo, esto le ayudó a entender que la fuerza del mal y del pecado nunca estaría al mismo nivel que el poder y el amor de Jesucristo, que murió en la cruz por todos los pecados de la humanidad. Cuando buscó a Dios, el Creador lo aceptó como su siervo, lo hizo testigo de sus milagros, y después lo usó para que una multitud de personas también pudieran ser testigos de la existencia de fuerza divina.

Cristóbal fue usado justamente con lo que su corazón decidió hacer para encontrar a Dios. La travesía del río acabó conduciéndolo a su encuentro con el Creador.

Patronazgo de San Cristóbal

Es muy común rezarle a San Cristóbal antes de salir en carro o de hacer un viaje. Esto se debe a que fue él quien hizo la travesía de Jesús que lo llevó hacia el camino del Señor. Su causa es la seguridad de los viajantes y conductores, y por eso se convirtió en su patrón.

Oración de San Cristóbal

Bendito San Cristóbal, tú que tuviste la gracia de llevar a Jesús sobre tus hombros,
que tan fuerte y poderoso te sentías, y el Señor te hizo ver tu pequeñez
y tu vida se llenó de luz, cuando descubriste como su fuerza y no la tuya,
te hacía esta vez sí, verdaderamente fuerte. Glorioso San Cristóbal pide a tu amado Jesús, que nos libre de todo mal.

Dame Señor mano firme y mirada vigilante para que a mi paso no cause daño a nadie.
A ti Señor que das la vida y la conservas, suplico humildemente, guardes hoy la mía en todo instante.

Libra Señor, a quienes me acompañan, de todo mal: choque, enfermedad, incendio o accidente. Enséñame a hacer uso también de mi carro, para remedio de las necesidades ajenas.

Haz en fin, Señor, que no me arrastre el vértigo de la velocidad, y que, admirando la hermosura de este mundo logre seguir y terminar mi camino con toda felicidad.

Te lo pido, Señor, por los méritos e intercesión de San Cristóbal, nuestro Gran Patrono.

Amén.

Día de San Cristóbal

Según la Iglesia Católica, el día de San Cristóbal es el 10 de julio, día en el que también celebran los hombres que llevan ese nombre.

Según la Iglesia Ortodoxa, el día de San Cristóbal es el 9 de mayo.

Patrón de varias ciudades

San Cristóbal es el patrón de varias regiones y ciudades por todo el mundo. Entre ellas encontramos: Baden-baden, en Alemania; San Cristóbal de la Laguna, en Tenerife, España; Mondim de Basto, en Portugal; La Habana, en Cuba; Agrinio, en Grecia; Paete, en Filipinas… y muchas más.

Iglesias dedicadas a San Cristóbal

Como ya pudimos ver, San Cristóbal es el patrón de muchas ciudades por todo el mundo. Por ello, existen también muchas iglesias construidas en honor a este santo.

España

Encontramos iglesias en honor a San Cristóbal en Madrid, Barcelona, Huesca, Badajoz, Granada, Murcia, Lérida, Castellón y Salamanca.

México

Encontramos iglesias en honor a San Cristóbal en el municipio de Ecatepec y en la ciudad de Puebla de Zaragoza

Andorra

Hay una iglesia en honor a San Cristóbal en la localidad de Anyós, La Massana.

Italia

Encontramos varias iglesias en honor a San Cristóbal en la región de Toscana, Lombardia y Piamonte.

Alemania

Hay una iglesia construida en honor a San Cristóbal en la ciudad de Mainz.