Camino de la Fé
Camino de la Fé
Iglesia Católica

Los principales Santos Católicos: consulta la lista de los 10 santos

Os principais santos católicosOs principais santos católicos

Los santos, en el imaginario colectivo, son personas cuyas vidas han inspirado la caridad, la virtud y la fe. Dichas personas, en sus trayectorias, fueron cristianos ejemplares, habiendo dedicado su tiempo a la obra de Dios. A través de la reclusión o de la abnegación se han ganado el cielo.

Del punto de vista de la Teología, todos los fieles tienen la posibilidad de ser considerados santos. Basta para ello que un hombre o una mujer realice algo bueno por la sociedad en la que vive.

Para los católicos, los santos ayudan en la mediación entre fieles y Jesús. Ellos son el canal para la búsqueda de varios deseos como la cura de una enfermedad, la conquista de un empleo y protección.

Cómo surgen los santos católicos

En los primeros siglos del cristianismo, todos los santos eran mártires. Todos ellos eran ejecutados por las autoridades romanas, al negarse a abandonar su fe.

Esa actitud hacía que los túmulos y las reliquias de esos mártires fueran venerados. Se creía que los santos compartían el sufrimiento de Jesús, por lo que tenían acceso a Dios.

En el siglo XVI, la Iglesia Católica reafirmó la importancia del culto a los santos, durante las reformas conducidas en aquel período. Asimismo, para los críticos, solo Jesús tenía el poder de interceder ante Dios.

Cómo se proclama un santo

Para la iglesia, cualquier persona puede ser canonizada. Sin embargo, para que el proceso sea iniciado, el nombre del candidato a santo debe ser propuesto a la diócesis del lugar en donde murió.
Antiguamente los santos eran proclamados por aclamación popular. Para evitar los excesos, la Iglesia estableció las tres fases usadas en la actualidad.

Pasos para establecer santos hoy en día

Como primera condición el candidato debe ser un siervo de Dios, siendo después beato y, finalmente, santo. Cabe a los obispos iniciar la investigación sobre la vida del postulante.

Una vez se haya reconocido el clamor popular sobre el candidato, se inicia la recolección de testimonios, de obras realizadas y de pruebas documentadas de sus acciones ante la comunidad, en nombre de Dios.

Para ser beatificado hay que certificar la existencia de un milagro de Dios, por intercesión del santo.

Para la canonización debe reconocerse un segundo milagro, después de la beatificación. En los casos de aquellos que mueren en nombre de la fe, no hay necesidad de comprobación para acceder a la santidad.

Te invito a que conozcas, a continuación, la breve historia de los principales santos católicos de América Latina.

Principales santos católicos en América Latina

América Latina es la mayor región católica del mundo. La población católica representa, nada más y nada menos que un 83% de la población total de México, 58,6% de la población total de Centroamérica y 52% de la población de Sudamérica.

Teniendo en cuenta estos datos, no es de extrañar que haya tantos santos católicos venerados en estas regiones. Hicimos una lista de 10 santos conocidos en América Latina:

San Juan Bautista

Hijo de Zacarías y de Isabel, prima de la Virgen María, San Juan bautizaba en el río Jordán a quien estuviera dispuesto a cumplir su mensaje de conversión. De hecho, bautizó a Jesús y su mensaje preparó su camino como mesías. Al contrario de otros santos, en el caso de San Juan Bautista se celebra la fiesta de su nacimiento, el 24 de junio.

Santo Domingo

Domingo de Guzmán fue un santo católico y fundador de la Orden de Predicadores, también llamados dominicos. Según cuenta la leyenda, Santo Domingo presenció una aparición de la virgen en la cual esta le enseñó a rezar el rosario. Fue gracias a él que esta práctica se difundió a lo largo de los años. Se considera que el día de este santo es el 8 de agosto.

Santa Rosa de Lima

Santa Rosa de Lima fue la primera santa católica que nació en América. Patrona de la República del Perú, de la ciudad de Lima y de varias ciudades y regiones latinoamericanas, Santa Rosa representa un símbolo de integración en la que convergen todas las clases sociales. Su día se celebra el 23 de agosto.

San Antonio

Celebrado el 13 de junio, San Antonio es el santo de la pureza, de los objetos perdidos e de los matrimonios.

Nacido en Lisboa en el año 1195, es uno de los principales santos católicos del mundo.Ingresó en la Orden de los Franciscanos, predicó en Francia e Italia, y falleció con tan solo 36 años de edad. Su lengua, que había predicado la palabra divina, ha sido preservada y es venerada hasta el dia de hoy en un relicario, en Padua.

Nuestra Señora de Fátima

Su día se celebra el 13 de mayo.

En mayo de 1917, el Papa Benedicto XV convocó a los católicos a que se unieran en oración para pedir a Nuestra Señora que intercediera en la Primera Guerra Mundial. Ocho días después ella hace su primera aparición en Fátima, Portugal, a tres pequeños pastores: Lucia, Francisco y Jacinta.

Nuestra Señora le dijo a los niños: “He venido a pedirles que regresen aquí seis meses seguidos, siempre el 13, a esta misma hora. Después les diré quién soy y lo que quiero. Después, volveré aquí una séptima vez”.

En la tercera aparición, Nuestra Señora de Fátima le reveló a la niña Lucia un secreto compuesto de tres partes. Le pidió, además, que construyera en ese lugar una capilla en su honor.

San Francisco de Asís

Celebrado el 4 de octubre, San Francisco de Asís es considerado el santo protector de los animales. Este nació en la ciudad de Asís, en Italia, el 5 de julio de 1182 y es, por definición, el santo de los italianos. A los 24 años renunció a toda su fortuna para dedicarse a la “señora pobreza”.

En 1206 oyó un llamado de Cristo que decía:” Ve Francisco y restaura mi casa”. Desde ese momento se entrega al servicio de Dios y de los más necesitados. En 1208 hizo voto de pobreza y comienza a predicar su doctrina.

San Judas Tadeo

Celebrado el 28 de octubre, San Judas Tadeo es el santo de las causas desesperadas o perdidas. Fue uno de los 12 apóstoles de Jesús. Según la tradición, habrá sido, probablemente, martirizado a golpes de lanzas, hachas y porras, el 28 de octubre del año 70.

Santa Brígida de Suecia, mística y patrona de Europa, escribió que, un día, Jesús le recomendó que, cuando quisiera obtener ciertos favores, debería pedir la intercesión de San Judas Tadeo. Por eso es considerado el patrono de las causas imposibles, así como Santa Rita de Cássia.

Nuestra Señora del Rosario

Su día se celebra el 9 de julio en Colombia y el 7 de octubre en Guatemala.

Nuestra Señora del Rosario se convirtió en la patrona de Colombia tras el milagro de un lienzo con la imagen de esta Virgen, que estaba en muy mal estado y tras los rezos de una mujer recuperó el color de manera misteriosa.

En Guatemala, su culto vino de la mano del obispo Francisco Marroquín, que extendió la devoción de esta virgen.

San Benito

Su día de celebra el 4 de abril y fue un monje siciliano, considerado patrón de los afroamericanos.

La vida de este santo y sus enseñanzas se celebran por toda América Latina, y se dice que tras ser canonizado, su cuerpo se encontraba incorrupto algunos años después.

Nuestra Señora de Guadalupe

Su día se celebra el 12 de diciembre y, aunque su culto se extendió por toda Hispanoamérica, su mayor centro de devoción se encuentra en México.

Cuenta la historia que la virgen se apareció cuatro veces al indio San Juan Diego Cuauhtlatoatzin, pidiéndole que se presentara ante el obispo de México. Al llegar ante él, le enseñó la imagen ahora venerada de esta virgen, morena y con rasgos mestizos.