Camino de la Fé
Camino de la Fé
Iglesia Católica

Oración del credo: la reafirmación de la fe

Oração do CredoOração do Credo

Sabemos que todas las oraciones son dignas de valor y respeto. Cada una de ellas nos trae inspiraciones diferentes y palabras que, combinadas, constituyen un conjunto de plegarias elevadas a Dios.

La oración del credo no es diferente. Conocida por su poder y demostración clara de fe, quien invoca las palabras del credo reafirma su lealtad ante Dios y estrecha aún más los lazos con las enseñanzas de Jesús. Se trata de creer en cada palabra del Evangelio y hacer de ella una verdad viva.

Orígenes de la oración del credo

Elaborada por el papa Pablo VI, la oración del credo que conocemos fue creada en celebración al Año de la Fe, entre el 29 de junio de 1967 y el 29 de junio de 1968, que en esa época conmemoraba el martirio de San Pedro y San Pablo en Roma.

El nombre credo significa “creo” en latín.

La fuerza del credo

Basada en las palabras de la Biblia, la oración del credo es una de las más populares de la Iglesia Católica y es conocida porque, de cierto modo, sintetiza la fe de los cristianos, reuniendo las actitudes y afirmaciones de quien cree en la palabra de Dios y desea caminar a su lado.

¿Cómo entender la oración del credo?

Formada por varias frases que no necesariamente pertenecen a la Biblia, la oración del credo agrupa intenciones y mensajes que resumen pasajes del libro sagrado de una manera más directa y, por lo tanto, más fácil de proclamar y memorizar.

Las frases que forman la oración del credo, en su gran mayoría, resumen momentos bíblicos, traduciéndolas de una forma más objetiva como puedes ver en los siguientes ejemplos:

Creo en Dios Padre, todopoderoso, creador del cielo y de la tierra

Frase del Génesis (1:1) – En el principio creó Dios los cielos y la tierra.

(…) concebido por obra y gracia del Espíritu Santo; nació de Santa María Virgen (…)

Frase extraída de: 34 Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto, puesto que soy virgen? 35 Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso lo santo que nacerá será llamado Hijo de Dios. Lucas 1: 34-35

Incluso algunas frases se construyeron juntando varios versículos.

Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos.

Frase extraída de la unión de los versículos de Hebreos 9:28 y Timoteo 4:1.

Cómo rezar la oración del credo

Tal como el resto de oraciones, el credo muestra la confianza depositada por quien lo reza, en la intercesión por su vida, situaciones personales y espirituales.

Por ello, se recomienda rezar el credo de forma íntima, en silencio y rectitud, además del momento de oración en la Santa Misa,. Se trata de un momento de búsqueda y conexión con Dios, un momento para estrechar lazos y reafirmar la fe en nuestro Padre.

¿Existen dos versiones del credo?

La oración del credo tiene dois versiones. La única diferencia entre ellas es que la segunda se ha adaptado para que los fieles puedan rezarla más fácilmente, con menos frases, pero sin perder su valor y su poder.

Normalmente se reza durante la Santa Misa.

Oración del credo completa – versión original

Creo en Dios, Padre todopoderoso creador del cielo y la tierra de todo lo visible y lo invisible.

Creo en un solo señor Jesucristo, hijo único de Dios, nacido del padre antes de todo los siglos, Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros los hombres y por nuestra salvación bajó del cielo y por obra del Espíritu Santo se encarnó de
la Virgen María, y se hizo hombre y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato, padeció y fue sepultado al tercer día resucitó, según las Escrituras y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre. Y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del padre y del hijo, que con el padre y el hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro.

Amén.

Oração do Credo versão original

Oración del credo corta

Creo en Dios Padre, todopoderoso, creador del cielo y de la tierra.

Creo en Jesucristo, su único hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo; nació de Santa María Virgen, Padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado.
Descendió a los infiernos; al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos, y está sentado a la diestra de Dios Padre.
Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos.

Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los Santos, el perdón de los pecados, la resurrección de los muertos y la vida eterna.

Amén

Oración del credo en latín

Traemos también la oración del credo original, en latín, para los curiosos a los que les gusta aprender cada vez más sobre su propia fe.

Credimus in unum Deum Patrem omnipotentem. Factorem caeli et terrae, Visibilium omniumet invisibilum Conditorem. Et in unum Dominum Iesum Christum, Filium Dei unigenitum. Et ex Patre natum ante omnia seacula. Deum ex Deo. Lumem de lumine. Deum verum ex Deo vero. Natum non factum. Omousion Patri: Hoc est, eiusdem cum Patre substantie. Per quem omnia facta sunt, quae in caelo et quae in terra. Qui propter nos homines et propter nostram salutem descendit de caelis. Et incarnatus est Spiritu Sancto Natus ex Maria Virgine. Et homo factus est. Passus sub Pontio Pilatus. Sepultus, tertia dia resurrexit. Ascendit ad caelos, sedet at dexteram Dei Patris omnipotentis. Inde venturus est iudicare vivos et mortuos. Cuius regni non erit finis. Et in Sipritum Santcum Dominum vivificatorem et ex Patre et Filio procedentem. Cum Patre et Filio adorandum et conglorificandum. Qui locutus est per prophetas. Et unam Sanctam Catholicam et apostolicam Ecclesiam. Expectamus resurrectionem mortuorum et vitam venturi seaculi.

Amen

Entrega tus plegarias durante esta oración, fortaleciendo tu conexión con Dios.

Oración del credo en Youtube